Cuando me picó el gusanillo de las motos?

Fue de bien pequeño , tenía un tío que tenía una MV Augusta y con solo dos años me solia dar paseos por el Papiol , pequeña poblacion cercana a Barcelona y dónde solíamos pasar la familia el verano para quitarnos los calores estivales tipicos de aquellos años .

Esos paseos me gustaban tanto que cuando mi tío no podía venir por temas laborales les decía a mis primos si ellos me podían pasear en aquella moto maravillosa. Al no tener carnet debido a su edad suplian estos por unos paseos en bici. Cosa que también me gustaba. De ahí derivan mis dos pasiones. Moto y bicicleta .

Paso el tiempo y debido a la muerte en accidente de moto de otro familiar mi tío acabo vendiendo aquella joya. Y yo mientras tanto empecé a devorar los motociclisno en blanco y negro de aquellos años de preadolescencia. Mis amigos jugando al futbol ,y yo soñando que me iba de viaje con una moto cargada hasta arriba .

Mi padre , que dicho sea de paso no le gustaban nada las motos , me llevaba cada año a Monjuic. A ver las 24 horas de resistencia así como al gran Premio de velocidad y al de Fórmula 1. Me llevo muchos años ,hasta que fui adolescente y empecé a ir con mis amigos del barrio . El otro sitio donde me llevaba mi padre solía ser al puerto. Aprovechándome que él era marinero y pescador , le pedía que me llevase. Y yo lo que quería ver era el muelle del ferry de Baleares. Ya que allí se juntaban muchas motos alemanas , francesas, belgas o inglesas que se dirigían a las islas. Siempre iban cargados a tope y yo seguía soñando con que un día haría lo mismo que ellos . BMW , Guzzis y alguna Norton además de las primeras Hondas , eran lo que se estilaba durante aquellos años de gloria de la industria europea .

Aún recuerdo la primera moto que pude conducir. La Vespino del “rubio”. Un vecino de mi bloque al que sus padres a pesar de sus malas notas escolares le compraban de todo. Fue el acabose. Que sprint , que velocidad , que sensación de viento en la cara. Fue brutal. Al poco ,en ese mismo año , llegó un primo de mi cuñado que vivía en Grenoble donde tenían un horno de pan , con una estupenda Honda 750 Four. El santo grial de las motos de la época . Badalona Mataró Badalona. Unos 40 km en total a tope de marcador y sin casco. Lloraba como nunca. Pero de felicidad y por el efecto del aire a esas velocidades ,que si hoy lo hiciéramos estaríamos en la cárcel y sin puntos en el carnet. A partir de ahí y hasta los 18 años , edad soñada por mí como el día que tendría mi licencia de conducir , asistí a miles de concentraciones conmi primo José María en su Ducati 250 Deluxe y después en su Road 350 . Este era el hijo de mi tío el de la MV . Cosas del destino ya que tengo unos 35 primos hermanos y este era el único que iba en moto. Su hermano intento en vano que me gustasen .as los coches. Pero no obtuvo el mismo éxito .

Después la historia ya es conocida por muchos. Me saque el carnet y no pare de hacer km ,primero solo y después con mi novia que después fue mi mujer y madre de la peque que tenemos . Y con la cual empezamos con el tema de los sidecares. Hemos recorrido toda Europa y parte de Africa los tres . Hemos disfrutado desde un Vespino hasta una Gold Wing. Pero siempre hemos sido Guzzistas. Por lo que hemos tenido 5 de esta marca y 14 de las demás . Pero esto lo contaré otro día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s